Edwin Stiven Balcero Gómez fue puesto en libertad tras la imputación de cargos en su contra por el delito de cohecho por dar u ofrecer dinero que le pagó su padre al secretario del Tribunal de Cundinamarca, Misael Bautista, para tramitar a su favor un proceso de pérdida de investidura.

La Fiscalía consideró que Edwin Balcero busca colaborar con la justicia en este proceso al aceptar cargos y posteriormente ratificar que los 200 millones de pesos que debían al magistrado Fredy Ibarra, presidente del Tribunal Administrativo de Cundinamarca en el año 2012, debían ser entregados al secretario general, Misael Alejandro Bautista.

Sin embargo al salir negativa la ponencia contra Juan David Balcero y perder su investidura política, denunció ante la Fiscalía amenazas por parte del secretario Misael Bautista y del abogado Efraín Forero para no devolver los 200 millones de pesos del proceso, a fin de no quedar comprometidos ante las autoridades por estos hechos.

De esta forma la Fiscalí  se abstiene de pedir medida de aseguramiento privativa de la libertad en contra del hijo del exdirigente político, no obstante, solicitó mantener las investigaciones por estos hechos a Edwin Stiven Balcero Gómez hasta tanto se imponga una sentencia en su contra.