La empresa arrocera tiene una gran importancia en el Huila.

El crédito se solicitó para evitar un embargo que podría afectar la operación de la compañía y el pago a los productores de arroz. [imagewp:14923] La empresa arrocera tiene una gran importancia en el Huila. La Organización Roa-Florhuila (ORF) aclaró que recurrirá a un préstamo para poder pagar el monto de $33.800 millones, que corresponde al valor de la sanción impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio, por violar la libre competencia. El crédito, otorgado por una entidad bancaria privada, pretendía evitar un embargo que fue informado por medios no oficiales y “no fue notificado” a la compañía. A través de un comunicado, la organización señaló que se recurrió a un préstamo debido a que la Superindustria no aceptó otras garantía propuestas por “cómo pudo haber sido una hipoteca o una fiducia, mientras se agotan las instancias judiciales pendientes”.   Añadió que “las consecuencias de un embargo hubieran sido gravísimas, no solo para la organización, sino para los agricultores que siembran arroz en regiones como Huila, Tolima y los Llanos Orientales que cuentan con que sus producciones se paguen de contado”.   Sin embargo, la empresa aclaró que continúan con el proceso de apelación a la decisión de la SIC, para lograr que la transacción de la multa sea revertida.   “En la actualidad la organización sigue trabajando con sus abogados para hacer valer sus derechos como el caso de la presentación oportuna del recurso de reposición rechazado por la Superintendencia de Industria y Comercio”, indicó el comunicado de la empresa.   La ORF añadió que “quedan aún varios temas adicionales en el aire como es la sustentación en la determinación de la cuantía de esta millonaria sanción que hasta la fecha es desconocida”.