Cargando contenido

Organizaciones ambientalistas rechazaron la decisión y acudirán al recurso de reposición.

El proyecto abarcaría los municipios de Venadillo, Anzoátegui y Alvarado.
El proyecto abarcaría los municipios de Venadillo, Anzoátegui y Alvarado.
Imagen suministrada

La Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) otorgó la licencia ambiental, por 20 años, para la ejecución de un proyecto de generación de energía eléctrica en el norte del departamento a cargo de la sociedad Hidrogeneradora Pijao S.A.S.

Luego de cinco años de análisis, la autoridad decidió dar viabilidad a la iniciativa que se construirá sobre el río Totare, cuya área de influencia serán los municipios de Venadillo, Anzoátegui y Alvarado, en el norte tolimense.  

Lea también: Capturan a presunto responsable de feminicidio en Rioblanco, Tolima

Según la Corporación, la compañía cumplió con los requisitos y estudios exigidos para desarrollar el proyecto, entre las veredas Buenos Aires y Santa Bárbara, cerca a la desembocadura de la quebrada Cuminá a mencionado afluente.

Se consideró técnica, ambiental y socialmente viable otorgar la licencia a la empresa Hidrogeneradora Pijao S.A.S. para construir una pequeña central hidroeléctrica, que no generará más de 20 megavatios en la cuenca alta del río Totare”, expresó Jorge Enrique Cardoso, director de Cortolima.

Aunque se dio luz verde a la ejecución del proyecto, la autoridad ambiental negó la solicitud de permiso de aprovechamiento forestal, de almacenamiento y disposición final de escombros y también el de emisiones atmosféricas. 

“La licencia otorga la concesión de agua diferencial para poder generar la energía eléctrica y niega algunos permisos menores que no tenía completos el solicitante. Posteriormente, cuando el titular tenga el cierre financiero y claro el área a intervenir para aprovechamiento forestal, se podría otorgar el permiso”, agregó. 

Integrantes del Comité Ambiental en Defensa de la Vida de Venadillo rechazaron la determinación de la Corporación, al considerar que la hidroeléctrica afectará el caudal del río y las actividades agropecuarias y de consumo que dependen del mismo. 

“Se considera que es nefasto para los intereses de la comunidad de Venadillo, Anzoátegui y toda el área de influencia. Nos hemos comunicado con el Concejo de Venadillo, el Procurador Ambiental, la Personería y los terceros intervinientes. La idea es que ellos interpongan el recurso de reposición”, dijo Harold Rodríguez, integrante de la organización.

Según Cortolima, la captación no reducirá el caudal del río porque el mismo no será objeto de consumo. Este ingresará a un túnel y metros abajo se descargará nuevamente al afluente.

Lea aquí: Encuentran el cuerpo sin vida del niño que cayó al río Bogotá

La resolución establece que la concesión de aguas dependerá del mes. Entre abril y mayo podría ser de 9,48 y 8,42 metros cúbicos por segundo, respectivamente. Mientras que en enero y diciembre, los rangos estarían con 3,4 y 4,31 metros cúbicos por segundo. 

Es importante recordar que en enero de este año se cumplió una audiencia pública en la que la Procuraduría Judicial, Ambiental y Agraria del departamento, emitió un concepto desfavorable sobre la solicitud de la licencia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido