Foto RCN Radio

Los cultivadores del tubérculo en el departamento, manifestaron su preocupación porque con los efectos climáticos, generados por el fenómeno del niño, el impacto de calor y la intensa sequía, determinó la perdida de por lo menos el 95% de las cosechas. Los agricultores señalaron que el abandono del campo, por parte del gobierno es notorio y solicitan que se les brinde alternativas tendientes a amortizar las obligaciones crediticias contraídas especialmente con el Banco Agrario, en cuanto a lo que consideran que corren el riesgo de ser objeto de embargos de sus propiedades, por parte de dicha entidad. Los campesinos agregaron que en este momento se encuentran prácticamente en quiebra a raíz de la perdida de los cultivos.