Tito Méndez, secretario de Salud del Caquetá.

El secretario de Salud del Caquetá, Tito Méndez, denunció que en el departamento hay dificultades para que la misión médica pueda realizar su trabajo, debido a las intimidaciones que hay en varios sectores. Según el funcionario, la situación es preocupante porque no hay garantías para la prestación del servicio. “Se han venido presentando una serie de eventos en donde se ha visto afectada la misión médica, que nos dejan bastantes preocupados puesto que eso no indica que no hay la garantías suficientes para la debida prestación del servicio de salud”, reveló Méndez. Esta problemática ha ocasionado que muchos médicos, se abstengan venir al Caquetá a realizar el año rural. “Eso genera algún temor, inclusive cuando estamos haciendo las convocatorias o se sortean por parte del Ministerio de Salud, los cupos para que los profesionales de la salud hagan su año rural, estamos viendo lo que ocurrió en último sorteo, donde quedaron nueve plazas disponibles”, agregó. Los municipios donde más amenazas hay contra la misión médica son Solita, Valparaíso, Milán, Solano y San Vicente del Caguán.