Harry Gonzalez, representante a la Cámara.

En la Comisión Primera de la Cámara cursa un proyecto de ley orgánica el cual pretende que el Instituto Nacional Penitenciario –INPEC- incremente su nómina en 2800 nuevos cargos, de los cuales 2300 serían empleos para guardianes y dragoneantes y los restantes 500 para cargos administrativos focalizados en las profesiones de contadores y abogados, cargos que actualmente los desempeñan los mismos guardianes que cuentan con estás profesiones.

El Representante liberal Harry González, es el ponente de esta iniciativa y argumentó que el proyecto no es para proveer cargos de libre nombramiento y remoción, sino para carrera administrativa a través de un concurso público en los términos que establezca la Comisión Nacional del Servicio Civil.

El congresista manifestó que la nueva planta para el INPEC tendría un costo total de 134 mil millones de pesos, de los cuales 111 mil millones se destinarían para cargos de guardianes y dragoneantes y de 22 mil millones para cargos administrativos. Estos recursos serían adicionales a la nómina del INPEC que en la actualidad es de 723 mil 349 millones.

Este proyecto también establece hacer una nivelación salarial a 1814 emrpleados del Ministerio de Trabajo, excluyendo a los de libre nombramiento y remoción de esa cartera.

El incremento salarial tendría un costo de 6800 millones que se adicionarían a los 122 mil millones de la actual nómina del Ministerio de Tabajo.

La iniciativa busca exceptuar al INPEC y al Ministerio de Trabajo de lo dispuesto en el artículo 92 de la Ley 617 del año 2000.