Foto RCN Radio

Los tres mil habitantes de esta población de Cundinamarca, están afectados por el verano, hace tres meses no llueve y se secaron fuentes hídricas de la zona. Las 22 veredas y la zona urbana de Pulí, población de la provincia de Magdalena Centro, atraviesan dificultades por la falta de agua, situación que lleva al gobierno a llevar el liquido a través de carro tanques. “Tenemos activado el consejo de gestión del riesgo, tenemos el apoyo de las Empresas Publicas de Cundinamarca, que nos presta carro tanques para llevar agua a la comunidad. Desde hace tres meses sufrimos este problema, no ha llovido. En la zona urbana tenemos un desabastecimiento del 70 por ciento y en la zona rural los acueductos y los aljibes se secaron”, dijo Omar Manrique, responsable de los servicios públicos del municipio. El funcionario informó que “esta situación lleva tambien a escases de alimentos, ya que los cultivos de café, caña de azúcar, cítricos, frutales y plátano, no tienen como regarlos y los campesinos están muy afectados”.