Habitantes de la vereda Runta sector la Cabaña están en desacuerdo ante lo que sería la construcción del frigorífico de la ciudad, teniendo en cuenta la cercanía con bosques y afluentes naturales hídricas. Luego de la socialización hecha por parte de Juan Armando Contreras gerente de Eco Tunja SAS, empresa encargada de la construcción de la obra en la ciudad, voceros de la comunidad sentaron su voz de protesta ante lo que consideran un atentando al ecosistema. El representante de la empresa indicó que el proyecto se adelantará dentro del marco legal y ambiental requerido por la administración municipal y la Corporación Autónoma de Boyacá Corpoboyacá, después de surtir las respectivas solicitudes de licencia. Ante las quejas de la comunidad, Contreras indicó que la protección al medio ambiente está garantizada en cuanto al vertimiento de agua y a la disposición de las basuras. “Reservas hay varias en esta vereda, pero nosotros no tendremos injerencia sobre los acueductos del sector, nosotros utilizaremos pozos perforados y plantas de tratamiento de última tecnología para que los vertimientos sean del 1 o 2% máximo”, indicó el gerente. [imagewp:246944] Foto: RCN Radio Por el contrario, Nelson Medina, habitante del sector de la cabaña, manifestó su preocupación ante la construcción de esta planta ya que según él, el lugar se ha venido interviniendo sin la respectiva socialización y sin tener en cuenta el impacto ambiental que puede afectar acueductos, vías y seguridad de la comunidad. “Esta obra no es conveniente para el sector ya que se generarían inconvenientes de tipo ambiental, sabemos que  se tiene previsto el sacrificio de 400 animales diarios lo que desencadenaría un impacto fuerte para el ecosistema, además de la contaminación de los acueductos y ríos que hacen parte de la zona”, informó Medina. El vocero de la comunidad añadió que los procesos de intervención en las vías del sector tampoco fueron socializados, factor que además causa preocupación en los padres de familia que tienen a sus hijos estudiando en las dos instituciones cercanas al sector. RCN Radio conoció que la firma contratista del proyecto tiene a su cargo la cargo la administración de otros frigoríficos como el de Granada y Ubaté. La obra superará los 40 mil millones de pesos.