Desde julio se encuentra suspendido el convenio entre la Policía Nacional y la Alcaldía de Ibagué para el control de la movilidad en la ciudad. A pesar de que las autoridades hacen presencia en el municipio, desde hace cerca de 90 días no se imponen multas por infringir las normas de tránsito. Hernán Silva Calderón, secretario de tránsito de Ibagué,  explicó que el convenio se encuentra en la Dirección General de la Policía Nacional y no ha sido firmado debido al incumplimiento de la administración anterior en la entrega de un vehículo, hecho que retardó la liquidación del mismo. El funcionario aseguró que antes del fin de semana podría firmarse nuevamente el documento. Ante la suspensión del servicio que presta la de la Policía en la ciudad, el secretario Silva fue citado a debate de control político en el Concejo de Ibagué, la Corporación solicita respuestas sobre las posibles irregularidades que estarían retardado la ejecución del acuerdo. Una vez firmado el convenio estará vigente hasta diciembre de 2018, tiempo en que 60 uniformados prestarán regularán la movilidad en la capital del Tolima.