En menos de una semana el sistema de vigilancia epidemiológica reportó un incremento de más de 700 pacientes en la ciudad. Alerta generó entre las autoridades de salud el que hubiera pasado de 918 a 1.662 casos de zika en los últimos días. Valentina Salazar, secretaria de salud de Ibagué informó que 189 madres gestantes padecen la enfermedad de las cuales el 60 por ciento tienen menos de 24 semanas, por lo que existe riesgo para el feto. Se analiza además, un posible caso de microcefalia en la ciudad. Las comunas donde más pacientes se han atendido son las 7, 8 y 9. Ibagué junto con los municipios de Chaparral, Espinal, Flandes y Melgar son considerados como zonas hiperendémicas.