Cargando contenido

A través de un vídeo grabado desde la cárcel de Cómbita, Boyacá, los reos pidieron el cumplimiento del acuerdo final de paz.

Jesús Santrich
Jesús Santrich decidió iniciar una huelga de hambre hasta que sea dejado en libertad.
Foto: Colprensa

Desde la cárcel de máxima seguridad de Cómbita en Boyacá, integrantes de las Farc pertenecientes al colectivo Oswaldo Patiño, recluidos en el pabellón siete, calificaron de ‘holocausto probatorio’, las evidencias que reveló la Fiscalía en contra de Jesús Santrich por narcotráfico.

El vocero de los manifestantes dijo que al líder del extinto grupo guerrillero se le ha vulnerado el derecho al debido proceso, utilizándolo como un chivo expiatorio.

“Queremos exigirle al gobierno nacional el cumplimiento total de todo lo pactado en el acuerdo final de paz pero sobre todo exigimos la libertad de nuestro compañero y camarada, Jesús Santrich”, dijo el preso.

Desde una celda de la cárcel los internos se reunieron para rechazar la captura y posible extradición del líder del partido político de las Farc.

“Jesús Santrich viene siendo víctima de un holocausto probatorio, de un adefesio jurídico, de la más aberrantes violaciones al debido proceso y sobre todo víctima de un Estado indolente y carente de cumplimiento”, indicó el vocero.

Expresaron que al gobierno nacional le interesa congraciarse con los Estados Unidos por lo que no están respetando lo pactado.

“Por quedar bien con los señores funcionarios de la Casa Blanca lo quieren poner a él como un chivo expiatorio para expiar los pecados ajenos porque bien sabemos que en Colombia, los reales narcotraficantes están en el Gobierno”, reseñó.

Finalmente, reiteraron que Jesús Santrich es inocente y que lo más justo es que recupere la libertad.  

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido