Cargando contenido

Afirman que la producción sigue igual, pero no hay quién compre esos productos.

Venezolanos enfermos recuren a las hierbas y 'cirugías espirituales'
Venezolanos enfermos recuren a las hierbas y 'cirugías espirituales'
AFP

Varios productores y comercializadores de hierbas aromáticas del municipio de Chipaque en Cundinamarca, aseguraron que están pasando momentos de crisis, ya que su negocio se ha visto seriamente afectados por cuenta de los efectos de la pandemia. 

Wilder Parrado, uno de los productores, aseguró que hay problemas en cuanto a los procesos de producción y venta, debido a que las empresas de su sector al igual que de exportación, están quietas por la emergencia sanitaria que ha causado la COVID-19. 

Lea también: Policías de Ubaté (Cundinamarca) en vigilancia tras capturar a hombre con coronavirus

“En el tema de exportación y debido a la pandemia, la mayoría de aeropuertos en Estados Unidos que era el principal país donde recibían el producto, no lo están recibiendo y las exportadoras se encuentran cerradas y no hay venta”, explicó. 

Agregó que "en las plazas de mercado a pesar de que no las han cerrado, como no es un producto de primera necesidad, entonces tampoco llegan los clientes a comprar. El agricultor llega hasta la plaza de mercado pero no hay a quién vender”, añadió Parrado. 

Otro de los comerciantes de las hierbas aromáticas, señaló que “el hecho es que nosotros los agricultores estamos ahí con toda la producción acumulada y no hay a quien vendérsela. Lo que nos preocupa es la parte económica de todos los trabajadores del gremio”.

Por su lado, el alcalde de ese municipio, Camilo Pardo, afirmó que el 70% de la economía del mismo depende de la agricultura y añadió que de ese porcentaje, casi la mitad pertenece al sector de las hierbas aromáticas, por lo que indicó que se necesitan acciones urgentes por parte del Estado y proteger a esos trabajadores.

Lea acá: Gobernación de Cundinamarca ordena no cobrar peajes a buses intermunicipales

“Este producto tiene mucha salida para exportación y para lo que son cafeterías o almacenes que hoy en día están cerrados. Nos preocupa mucho, porque la producción sigue siendo la misma y no hay quien nos compre”, expuso. 

Concluyó que “el 80% de productos de Chipaque que tienen que ver con las aromáticas se están perdiendo y nuestros campesinos se están yendo a quiebra” y agregó que ante las millonarias pérdidas, es urgente que las autoridades nacionales también destinen recursos para esos agricultores. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido