Cargando contenido

El gerente de Coviandes aseguró que desde hace varios años han venido denunciando la problemática ambiental que afecta la vía.

Vía al Llano
Con maquinaria pesada despejan la vía.
Foto: @Coviandes

A término del debate de control político que realizó la comisión primera de la Cámara sobre el estado de la vía Bogotá - Villavicencio, los representantes que convocaron a la sesión se declararon insatisfechos por las respuestas que entregaron las autoridades frente a la situación que enfrenta el corredor vial y sus eventuales soluciones.

El representante Alejandro Vega, citante al debate, aseguró que "esperábamos recibir respuestas por parte del gobierno nacional, de la Agencia Nacional de Infraestructura, del concesionario Coviandes, pero realmente estamos insatisfechos". 

"La responsabilidad pasó de uno a otro y nadie se comprometió a actuar sobre los puntos críticos. Hoy necesitamos que haya claridad en la comunicación", dijo Vega.

El congresista aseguró que pese a que el gobierno está arrancando, esperan soluciones definitivas "a la crisis que tiene en jaque al departamento del Meta y ocasiona pérdidas diarias de más de 53 mil millones de pesos".  

Tres dudas sin resolver

Entre tanto la representante Ángela María Robledo señaló que fueron tres dudas las que le quedaron tras el debate.  

"Primero, en qué calidad intervino el gerente de Coviandes Alberto Mariño, por qué existe una disposición constitucional que señala que si se declara sesión especial él prácticamente estaría haciendo su intervención en condición de estar diciendo la verdad". 

Para la representante, durante el debate no se dijo nada que no se haya dicho antes.  

La responsabilidad sobre lo ocurrido con el puente Chirajara fue otra de las dudas que aseguró Robledo no le fueron resueltas:

"Él (Alberto Mariño) se refiere al puente Chirajara como un incidente, cuando resulta que ahí murieron nueve personas y a ellos les cabría una responsabilidad, quizá, de un homicidio culposo". 

Finalmente, la excandidata vicepresidencial aseguró que no se asumió la responsabilidad de una concesión que "en los últimos años ha estado bajo la responsabilidad de Coviandes y muy especialmente de Luis Carlos Sarmiento" (propietario del Grupo Aval, filial de Coviandes).  

"La cordillera Oriental, la responsable" 

El representante Alejandro Vega indicó, a modo de sarcasmo, que "ése fue el gran resultado de las autoridades: la responsable de las afectaciones es la cordillera Oriental".  

Vega señaló que se necesitan verificar los estudios para poder determinar si las obras se hicieron como debieron hacerse o si no, buscar incumplimientos.

"Porque en un contrato de concesión que lleva más de 24 años de ejecución, no tenemos una sola multa por incumplimiento pese a los constantes cierres", señaló.

El representante aseguró que este debate es un punto de inicio para tener soluciones muy pronto. 

"Le pedimos al Ministerio de Transporte que cualquier decisión que se tome esté avalada por el concesionario, la interventoría y por las autoridades pertinentes para poder nosotros exigir en caso de incumplimiento". 

De acuerdo con Vega los anuncios que se hacen desde el punto de vista político lo único que generan es insatisfacción.  

Se ha advertido: El gerente de Coviandes

Uno de los más cuestionados por los congresistas fue el gerente de Coviandes, Alberto Mariño, quien aseguró que desde hace varios años han venido denunciando la problemática ambiental que afecta la vía.  

"Nosotros hemos presentado diagnósticos desde 2007 y hemos planteado desde hace muchos años lo que se debe hacer", aseguró además que, si todas las autoridades non participan en un plan integral, va a ser muy difícil solucionar los problemas que presenta la vía.  

"Va a ser muy difícil únicamente con obras de ingeniería resolver los problemas en la carretera".  

El gerente del Consorcio aseguró que están adelantando un diagnóstico integral de lo que está sucediendo en el corredor.

"Estamos recopilando todos los estudios que desde 2005 le hemos venido entregando a las entidades del Estado para que tomen conciencia sobre todos los factores que afectan el corredor vial y que no tienen nada que ver con las obras ejecutadas", dijo.

El gerente aseguró que ha entregado informes que no debía entregar, pero "con base en la necesidad de preservar el cuidado sobre el corredor vial, los hemos entregado".  

Frente a las insatisfacciones que manifestaron representantes a la cámara y asistentes al debate, Mariño aseguró que "hay que entender que la concesionaria no remplaza al Estado".

Indicó que Coviandes no puede responder inquietudes de los municipios que no tienen que ver con la carretera.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido