Cargando contenido

La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres definirá si los apartamentos deben ser demolidos en lugar de reforzarlos.

Gobierno explica porqué desmontó subsidios de vivienda para clase media
Gobierno explica porqué desmontó subsidios de vivienda para clase media
Foto: Eliana Jaimes (RCN Radio)

El viceministro de Vivienda, Víctor Saavedra, anunció que se atenderán a las 1.542 familias afectadas por las demoras en la entrega de los apartamentos, además del riesgo de colapso que tienen los proyectos de vivienda Torres del Parque y Estancia del Roble en Tunja. 

El Gobierno Nacional, el departamento y el municipio invertirán de manera articulada 40 mil millones de pesos en las obras que beneficiarán inicialmente a los residentes de los apartamentos

"Tenemos un trabajo individual de la Alcaldía y del Gobierno Nacional en modificaciones reglamentarias y de presupuesto, también unos compromisos de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo que estaremos evaluando como parte de la solución definitiva", explicó.

Saavedra anunció que otro de los grupos priorizados son las 31 familias que todavía siguen pagando créditos ante los bancos, por los apartamentos en los que ni siquiera han habitado. En los próximos meses se darán a conocer las medidas para atender a este sector de las víctimas. 

"Estamos diseñando un plan de trabajo que comprende tres grupos de población. El primero tiene que ver con las familias que se les escrituró una vivienda y no se les entregó; segundo las 30 familias que han sido reubicadas por desplome de los edificios y el tercero es para las personas que están habitando las viviendas para las cuales estamos adelantando unas medidas", dijo en RCN Radio el viceministro. 

La gobernación de Boyacá aportará mil millones de pesos en el proceso de atención de los afectados. 

Frente al cuestionado contratista Íader Barrios, el viceministro de Vivienda pidió a la Fiscalía General de la Nación y a los organismos de control acelerar las investigaciones por las irregularidades que se evidenciaron en los dos proyectos de vivienda de interés social.

“Los organismos de control deben hacerle investigaciones de tipo fiscal, administrativas y penales a los contratistas por este caso; el ministerio es parte de las víctimas como financiador de estos proyectos, la Fiscalía está adelantando investigaciones penales y deben identificar a los responsables”, aseguró. 

En un mes se realizará una revisión de la situación de las 1.542 familias afectadas con el descalabro habitacional en Tunja y se determinarán medidas específicas para atender a cada una de ellas.

No habría reforzamiento sino demolición

La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres determinará si más de 80 edificios de los proyectos Torres del Parque y Estancia del Roble, serán demolidos en lugar de reforzados y si, además, se inicia una construcción total. Así lo anunció el alcalde de Tunja, Pablo Cepeda. 

Se solicitará además a la Fiscalía General de la Nación que evalúe si es posible realizar la demolición o si se requiere la toma de pruebas para el proceso penal, que se adelanta contra Íader Barrios, contratista de las obras.

"La probabilidad de que no se haga reforzamiento y que se proceda a una intervención total de las viviendas de los dos proyectos (...) la opinión que hoy tenemos es que es mejor construir nuevos", dijo en RCN Radio Cepeda. 

La Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) entidad que realizó los estudios que descubrieron las irregularidades en el diseño, la estructura y las fallas de los dos proyectos habitacionales, deberá emitir un nuevo pronunciamiento en el que se solicitará a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo que declare la calamidad pública en Torres del Parque y Estancia del Roble. 

Mientras que se define que se hará con los apartamentos que tienen riesgo de colapso, la administración municipal invertirá 8.000 mil millones de pesos para atender inicialmente a 61 familias.

Finalmente, Sonia Martínez, veedora de los proyectos, afirmó que después de casi 10 años de dificultades se logra una solución e indicó que no reforzar los apartamentos es una buena decisión.

"Pareciera que todo se está dando. Confiemos en Dios porque el viceministro nos ha generado confianza", concluyó Martínez.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido