El procurador general, Alejandro Ordóñez, le pidió en Neiva,  al presidente Juan Manuel Santos que respete la división de poderes, al asegurar que sólo es competencia de la administración de justicia definir si es o no posible levantar los indultos otorgados en su momento a los exmiembros del M – 19. “Es un problema en el que está comprometida la autoridad judicial, en ello, la postura del presidente tendrá relevancia política y social, pero jurídicamente son las autoridades judiciales como la Fiscalía y los jueces a los que les corresponde actuar”, dijo Ordóñez. El jefe del ministerio público enfatizó: “Aquí aunque no se crea hay una división de poderes y el presidente debe respetar la división de poderes”. En torno a este caso el Procurador ha insistido en que pese a las críticas de los distintos sectores el fiscal general, Eduardo Montealegre, debe seguir adelante con su decisión de revisar minuciosamente la posibilidad de levantar las amnistías otorgadas al M -19 por la toma al Palacio de Justicia, en noviembre de 1985. “El escenario del marco jurídico es claro y en ello coincido con el fiscal en la medida en que debe revisar porque las conductas de barbarie no quedaron cobijadas con los indultos que quedaron aprobados hace 30 años”, dijo Ordóñez.   Esta nueva declaración del Procurador se produjo a raíz del pronunciamiento del presidente Juan Manuel Santos quien dijo que no es conveniente en este momento el Fiscal Eduardo Montealegre investigue las amnistías y los indultos que se les dieron a varios exguerrilleros del M-19, porque podría dar un mensaje equivocado en un momento definitivo para el proceso de paz con las Farc.