Las autoridades refuerzan las medidas de seguridad y hacen un llamado a la ciudadanía para que reporten cualquier acto sospechoso en el departamento de Casanare, luego del ataque a una patrulla de la Policía que dejó 3 uniformados muertos. Según informó el mayor general Jorge Enrique Rodríguez, director de Seguridad Ciudadana, se realizan trabajos operativos en la zona conocida como Plan de Brisas, en el municipio de Aguazul que aún puede presentar elementos explosivos. En el ataque que se le atribuye a guerrilleros del ELN murieron los intendentes Alexander Méndez y Leonardo Díaz Rozo y el patrullero Jorge Betancur Arias. “En estos momentos estamos atendiendo a los heridos y esperamos adelantar las investigaciones que están en curso para dar con los responsables de esta actividad”, añadió el mayor Rodríguez. Leonardo Rozo Díaz, una de las víctimas, nació en Sogamoso, era casado y padre de dos hijos y llevaba 18 años y 11 meses en la Policía Nacional. En la actualidad hacía parte de la Comisión de la Dirección de Protección y Servicios Especiales en Cusiana, encargada de proteger la riqueza petrolera de todos los colombianos. "No van a forzar diálogos", dice Santos Mediante su cuenta de Twitter, el presidente Juan Manuel Santos calificó de vil el acto terrorista y señaló que de esta forma no van a forzar los diálogos. De igual forma aseguró que trabajarán para dar con los responsables del hecho ocurrido este viernes. "Se equivoca ELN si cree que con vil asesinato de policías en Casanare va a forzar diálogos. Vamos tras responsables", escribió el presidente. Santos también lamentó la muerte de los uniformados y aseguró que está de corazón con las familias de estos policías. "Sentimos mucho los policías que murieron hoy en una explosión en Casanare, ese es el precio de esta guerra, estamos con ustedes y con sus familias de todo corazón", dijo Santos. A pesar de eso, el presidente dijo que la Policía tiene que continuar su lucha contra el ELN y bandas crimínales en todo el país.