Textileros, confeccionistas e industriales del Tolima protestarán desde las nueve de la mañana en la Plaza Murillo Toro de Ibagué, exigiendo al Gobierno Nacional acciones inmediatas que protejan la venta de productos colombianos. El sector textil del departamento se une a las manifestaciones que se desarrollarán en ciudades como Medellín, Barranquilla, Bogotá y Bucaramanga. Jader Zuleta, gerente de CP Company, dijo que el gremio se ha visto afectado por el incremento del contrabando y la importación de prendas de Asia. Aseguró que en el Tolima las pérdidas económicas podrían generar en la temporada de fin de año  una desocupación cercana al 30%, es decir, más de 10 mil empleos formales e informales de la cadena algodón - textil - confección. Zuleta advirtió que debido al aumento en la venta de productos extranjeros, el comercio local no ha percibido crecimiento durante este año. La petición de los textileros a nivel nacional es el incremento de los  aranceles de importación del 15 % al 40 %, principalmente en prendas de vestir con el fin de disminuir el contrabando técnico en el país.