Foto/Referncial archivo RCN Radio.

El Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (SIPSA) registró que a lo largo del mes de julio de 2017 en Boyacá los precios de la leche no variaron en catorce de los quince municipios boyacenses visitados, siendo Ráquira el único donde se registró un descenso en los pagos respecto al mes anterior. Según el DANE, varios de los productores encuestados manifestaron que durante julio los princi­pales compradores de estas regiones, que en este caso son empresas pasteurizadoras, les redujeron el pago argumentando que actualmente hay una amplia oferta del líquido. En Cundinamarca se observó una situación similar, pues allí el nivel de producción promedio reportó una tendencia estable e incluso positiva en algunos de los municipios visitados. Los municipios que registraron una variación positiva en sus niveles de producción fueron Guasca, Sibaté y Tabio y allí los encuestados indicaron que esto se debió principalmente un aumento en el número de animales en ordeño. En el departamento de Santander, la producción pro­medio se mantuvo frente al mes anterior. Las condiciones climáticas fueron favorables gracias a que el nivel de precipitaciones disminuyó y mejoró la disponi­bilidad de alimento de buena calidad, ya que aumentó el desarrollo de los pastos, se redujeron los encharca­mientos y se evidenció un buen estado de salud para los animales. Entretanto, los precios de la leche cruda descendieron en los municipios de Cimitarra, Puente Nacional y San Vicente de Chucurí.