Juan Antonio Nieto Escalante. Director del IGAC.

A nivel nacional, el departamento de Boyacá es uno de los que tiene mayor número de conflictos limítrofes por territorios, entre municipios, con aproximadamente 20 conflictos, según lo señaló el director del Instituto Geográfico Agustín Codazzi IGAC, Juan Antonio Nieto Escalante. Según el director del IGAC, en el caso de los municipios, al no existir ordenanzas de delimitación como sí sucede entre departamentos,  lo que está operando para los limites municipales, son las tradiciones; en tal sentido, son las asambleas las competentes para dirimir este tipo de situaciones. En cuanto a estos procesos, de definición de límites de los municipios, el Igac actúa como una especie de “perito”, que hace el trabajo técnico y presenta unas propuestas de delimitación. Sí pasado un año no se toman decisiones, queda provisionalmente el límite que traza el IGAC; no obstante, lo que el instituto busca es que sean las corporaciones las que tomen las decisiones. Para el caso de Boyacá, existen varios conflictos limítrofes con departamentos, entre otros: Santander y Boyacá: zona de Mojicones y Solón Wilches. Solicitud del Gobernador de Santander para el sector Concepción-Chisca-Cubará. Boyacá y Cundinamarca: solicitud del departamento de Boyacá para el sector La Victoria y Quípama con Yacopí. Boyacá  y Casanare: Este deslinde se realizó en 2005. El conflicto se origina en la zona entre Paya y Nuchía, al parecer, por la explotación del pozo petrolero Niscota en las veredas de Morcote.