Los capturados realizaban explotación en una mina cuya concesión había sido liquidada.

Hombres del Escuadrón Móvil de Carabineros No 2, junto con personal de la secretaría de desarrollo y medio ambiente, se desplazaron hasta la vereda Primera Chorrera, sector los Límites de Sogamoso, donde se logró el cierre de una bocamina correspondiente a un contrato de concesión que ya había sido clausurado en diciembre de 2014, por una orden directa de la autoridad ambiental; allí seis personas fueron arrestadas cuando realizaban explotación de carbón, y quedaron bajo órdenes de las autoridades.

Genaro Angarita, funcionario de la Secretaria de Desarrollo y Medio Ambiente, destacó que, en Sogamoso se dan casos de empresas o títulos de mineros que son sellados por el incumplimiento de determinados requisitos, ya sean documentales o ambientales; por tal motivo, cuando prosiguen las actividades de minería, a pesar de contar con parte de los requisitos, se considera como una actividad ilegal, toda vez que ya se ha dictado una disposición legal de clausura contra dicho título.

Las autoridades señalaron que las penas para la minería ilegal van desde sanciones económicas superiores a los $100 millones de pesos y procesos penales que pueden llevar a la pérdida de la libertad.

Por esta razón, el llamado es para que los mineros cumplan los requerimientos legales y ambientales, tanto de la Agencia Nacional de Minería como de Corpoboyacá.