Seis veredas en el municipio de Algeciras al norte del Huila continúan incomunicados luego que el puente que permite el paso a la zona rural fuera destruido por la creciente del río Blanco y la quebrada San Antonio, que arrasaron con todo lo que encontraron a su paso.

La comunidad huilense confirmó que están muy preocupados porque están viviendo momentos muy difíciles al no tener estos corredores viales que le permitan abastecerse de alimentos y sacar sus productos a los mercados locales.

Hernando Zambrano líder comunitario afirmó que  siguen esperando la ayuda del Gobierno Departamental y Nacional para los campesinos de las verdaderas teniendo en cuenta que la vía principal está colapsada.

Las autoridades locales confirmaron que siguen adelantando el censo en las comunidades huilenses que se vieron afectadas y están reportando además daños en cultivos, enseres y viviendas.