Foto SENA Caquetá.

A través de una iniciativa pedagógica impulsada desde el programa SENNOVA, 6 aprendices pertenecientes al Semillero de Investigación de Biotecnología Reproductiva Animal, del SENA en el Caquetá, lideran el proyecto de crio preservación del semen de los porcinos, proceso que les ha permitido a partir de diversos análisis y técnicas pasar de 7 días a 15 días la preservación de este material genético.

“Apoyados en nuestro moderno laboratorio de biotecnología animal, los aprendices de SINBRA han dedicado sus esfuerzos en este proyecto que busca estructurar el medio óptimo para la Crio preservación del material genético de los porcinos y en el que ya se han logrado resultados positivos”, manifestó José Delby Vargas Gutiérrez, director del SENA en el Caquetá.

Las nuevas tecnologías en la producción porcina.

En la actualidad la aplicación e introducción de nuevas tecnologías pecuarias en la producción porcina hace necesario la creación de nuevos métodos y técnicas que permitan la conservación y disponibilidad de material genético de animales de alto valor genético, por cuanto a largo plazo, es posible que la concentración de razas muy productivas, pero sensibles al medioambiente puedan crear un grave problema para la sostenibilidad de la producción de porcinos no solo en la región, sino en todo el país.

Así las cosas, es posible que los porcicultores pierdan la capacidad de manipular las condiciones medioambientales naturales, además de la longevidad (tiempo de vida útil) de los reproductores, razón por la cual se pierden razas medioambientalmente tolerantes, y podría colapsar el nivel de producción porcicola.

Sumado a lo anterior, en el momento solo se cuenta con técnicas de conservación de material genético "SEMEN" por 7 u 8 días después de colectado el material.

Operatividad de la investigación.

Partiendo del contexto antes relacionado, desde la formación integral que imparte el SENA que conduce a la investigación, los aprendices trabajan en la implementación de nuevas técnicas que permitan a los productores de la región la disponibilidad de material genético crio preservado con el propósito de conservar las Razas adaptadas al medio por mucho tiempo.

“Fueron jornadas de intenso trabajo y análisis en las que empleando la técnica de la observación directa y utilizando diversos medios, finalmente logramos establecer que la unión adecuada de glucosa y yema de huevo, resulta ser el componente ideal para  adicionar al material genético de los cerdos y permitir su preservación por un tiempo de 15 días” destacó      Fernando Munar, aprendiz e integrante del semillero.

Este análisis fue comprobado en el sistema CASA con el que cuenta el laboratorio de biotecnología animal del Centro Tecnológico de la Amazonia, el cual establece los niveles de vitalidad del semen de los animales que se logran estudiar en el mismo.

“Para nosotros es fundamental que este tipo de iniciativas den resultados positivos, por cuanto nos va a permitir contar con el material genético preservado bajo congelación y así realizar la inseminación artificial en el momento que se requiera, aumentando la productividad en las granjas”, aseguró Arismendi Díaz, representante de los productores porcinos en la región.

Espacio para la investigación y practicas agropecuarias.

Adicional al proceso de investigación, el laboratorio portátil que se lleva a diversas granjas porcinas de la región ha permitido a la regional contar con un espacio adecuado para que aprendices de las formaciones del sector agropecuario realicen prácticas de campo complementando cada una de las competencias relacionadas con la ejecución de  procesos de reproducción natural  y las técnicas de inseminación artificial según manual de procedimientos.

“El trabajo continua y es así como con los aprendices seguiremos apostándole al análisis y estudio de diversos sustratos y componentes, por cuanto el objetivo es lograr incrementar a por lo menos 30 días el periodo de preservación del SEMEN de los porcinos”, señaló el médico veterinario e instructor líder Edward Andrés Casanova.