Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia camas UCI.
Referencia camas UCI.
Foto: RCN Radio.

El médico general y gerente del Hospital Universitario San Rafael en Tunja, Yamith Hurtado, advirtió que si persiste el ritmo elevado de contagios de covid-19 en el país, se podría presentar una catástrofe hospitalaria.

En diálogo con RCN Radio, el médico dijo que a pesar del esfuerzo de ampliar las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en Boyacá, esas camas son insuficiente para la gran cantidad de pacientes contagiados que requieren atención médica.

En ese sentido, explicó que en la ciudad de Tunja están ocupadas las 108 camas UCI, además de una clínica y un hotel que atiende pacientes covid, que ya desbordaron su capacidad de atención.

Le puede interesar: Restan todavía 15 puntos para sellar un preacuerdo entre el Gobierno y el Comité del Paro

“Nosotros somos la última línea de atención en el departamento de Boyacá, al ser un hospital de alta complejidad y el más grande. Aquí hemos dejado dos líneas: una para pacientes de patologías comunes y la otra para los de covid, pero hemos llegado al punto de tener que dejar los pacientes en espera con una atención inicial así sea con oxígeno, porque no tenemos donde atenderlos”, afirmó.

El médico Hurtado dijo que la situación ha sido tan difícil, que han tenido que dejar pacientes en ambulancias por varios días.

“Hemos tenido casos en los que las ambulancias han tenido que esperar 12 horas e inclusive hasta días para no bajar el paciente y de esta forma que siga conectado con el oxígeno, mientras que nosotros hacemos movimientos y liberamos camas para hacer bajar a estos pacientes y de esta forma garantizarles una atención”, indicó.

 

Audio

(Audio) Yamith Hurtado, gerente hospital San Rafael de Tunja, sobre emergencia por casos de covid-19.

0:27 5:25

El médico señaló que han tenido que realizar una reestructuración hospitalaria en la sede administrativa, para habilitar nuevas salas de atención para pacientes.

“Ayer se envió el primer paciente a la ciudad de Barranquilla para tratar de solventar nuestra capacidad y así tratar de tener control de la pandemia en el departamento de Boyacá”, señaló.

El médico aseguró que se ha tenido que recurrir a médicos pediatras para que atiendan adultos, ubicar más sillas para las personas que acuden a los centros asistenciales en búsqueda de atención hospitalaria.

“En este momento no tenemos capacidad y estamos en el colapso, muy pronto vamos a ver personas que puedan estar muriéndose en las casas y en las calles y no tengamos cómo atenderlos, generando estas defunciones en sitios que no sean hospitales”, subrayó.

Le puede interesar: Aprueban reforma que otorga nuevos poderes jurisdiccionales a la Procuraduría

El médico afirmó que aunque es importante la reactivación económica, pero en este momento de la pandemia se requieren medidas restrictivas.

“En este momento necesitamos medidas restrictivas porque la evidencia demostró que cuando se tienen estas acciones por pocos días la capacidad hospitalaria aguanta y comienza a disminuir el número de pacientes”, sostuvo.

Advirtió que el ritmo de contagios actual es es muy alto y que la red hospitalaria en muchas regiones ha colapsado por esa situación.

“Creemos que el tercer y cuarto pico se están uniendo en este momento y al ritmo de los contagiados que llevamos, los insumos se nos van acabar y se tendría que volver a cerrar todo. Eso sería una catástrofe para el país”, puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.