Cargando contenido



El gobernador de Cundinamarca, Jorge rey, reveló que en la noche de fin de año se registraron siete personas quemadas en el departamento de Cundinamarca, de las cuales tres son menores de edad.

De igual forma indicó en el mes de diciembre se presentaron 29 casos de quemados lo que representa una reducción del 20% respecto al año anterior.

El reporte también señala que se presentaron tres muertes violentas en los municipios de Villa Pinzón, Facatativá y Zipaquirá. Sumado a los hechos que se registraron el sábado 30 de diciembre en Guaduas, donde dos vigilantes fueron asesinados por delincuentes que buscaban hurtarle su armamento.

Rey también aseguró que en las carreteras del departamento se presentaron cuatro muertes.

De igual forma que se movilizaron al menos 791 mil vehículos custodiados por cerca de siete mil uniformados de la Policía Nacional y de Tránsito.

Finalmente indicó que frente a las sanciones del Código de Policía se hizo el cierre de 689 establecimientos comerciales que infringían las reglas y se incautaron más de dos toneladas de pólvora.