Familiares de los capturados aseguraron estar recibiendo amenazas. (Foto: RCN Radio)

Eferson Ramírez, esposo de Claudia Pedraza, una de las diez personas procesadas por la Fiscalía en el presunto caso de tortura contra menores de la Fundación Peces Vivos de Ibagué, aseguró que los investigados han sido objeto de amenazas e intimidaciones. Dijo que a través de las redes sociales han recibido amenazas de muerte contra los presuntos responsables de tortura contra menores de edad con discapacidad cognitiva de esta institución. Afirmó que también a sus viviendas han llegado mensajes que buscan amedrantar a los procesados y  a sus familias. Juan Carlos Hernández, esposo de la enfermera Paola Tique, dijo que ante la constantes amenazas contra los capturados, solicitan medidas de protección a las autoridades. En el Palacio de Justicia de Ibagué avanza la audiencia concentrada en la que la Fiscalía sustenta la solicitud de medida de aseguramiento intramural contra los 10 trabajadores. El ente investigador imputó los delitos de concierto para delinquir, tortura agravada y destrucción de elementos materiales probatorios contra la directora, la coordinadora y la psicóloga de la Fundación Peces Vivos. Los demás procesados deberán responder por el delito de tortura agravada.