El alcalde de San Vicente del Caguán Humberto Sánchez dio a conocer que  hay una recompensa de 30 millones de pesos, a quien facilite el paradero de los asesinos de los líderes campesinos Erley Monrroy y Didier Losada, quienes fueron ultimados a tiros en esa localidad del Caquetá durante el fin de semana anterior.

Así mismo el alcalde se pronunció frente a los señalamientos en su contra, dejando claro que su administración está interesada en capturar los responsables y que  nada tiene que ver con estos hechos. Lo anterior, con motivo  de pronunciamientos efectuados por voceros de   organizaciones sociales, quienes  reiteraran  que estos actos de  violencia  hacia los líderes, se generaron luego de unas declaraciones  del burgomaestre  con relación a  la asociación a la que pertenecían.

Por su parte el Comandante de la Fuerza Tarea Júpiter Brigadier General César Augusto Parra indicó que no es cierta la existencia de grupos paramilitares en la zona de San Vicente del Caguán y que las autoridades están haciendo todo lo posible para el esclarecimiento de estos crímenes selectivos de los últimos días.

Entre tanto el Defensor del Pueblo Gerney Calderón continúa haciendo seguimiento del estado de salud del líder Hugo Cuellar quien fue herido con arma de fuego y se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de un centro asistencial de la capital Caqueteña.

“Hemos solicitado a la policía y al ejercito reforzar la seguridad de este líder social, así mismo le hemos pedido a las directivas de este centro asistencial brindarle el mejor tratamiento y cuidado a Cuéllar  para logar su pronta recuperación”.

Los consejos de seguridad continúan  en esta zona del país, donde se aúnan esfuerzos con personal especializado de la capital del país para restablecer el orden público y  no permitir que la violencia ponga en riesgo los Acuerdos de Paz.