Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Talleres de convivencia y actividades de impacto ecológico hacen parte del proceso de responsabilidad social del SENA en Florencia

Aprendices del SENA orientando capacitaciones en Florencia.

Sembrando una cultura de paz es el proyecto de responsabilidad social a través del cual 70 aprendices del Centro Tecnológico de la Amazonia del SENA, impulsan y desarrollan acciones de impacto socio ambiental que benefician a población vulnerable de los barrios Los Ángeles, Las Cabañas, Brúcelas y Prados del norte de Florencia.


“Trabajar de la mano de la comunidad nos nace y los talleres de convivencia ciudadana, hábitos de vida saludable, además de las jornadas de reforestación y limpieza de zonas verdes realizadas, en donde hemos contado con 30 personas en promedio, responden a ese compromiso social que como aprendices tenemos quienes nos educamos en el SENA, en donde recibimos formación integral”, explicó Laura Cristina Buitrago, aprendiz de la carrera técnica en Enfermería del SENA en Caquetá.


En las diversas actividades que son concertadas y priorizadas por la comunidad, los aprendices de la carrera tecnológica en Control Ambiental, Entrenamiento Deportivo y Enfermería son acompañados por sus instructores y el grupo de Fomento del Bienestar y Liderazgo del aprendiz, que los apoyan en la logística y organización de los talleres expuestos a las familias.


Las 30 familias que han sido beneficiadas con el proyecto se encuentran estratificadas en los niveles 1 y 2, sus principales actividades económicas son la construcción y se destacan como maestros de obra, ayudantes de mecánica, vendedores de comidas rápidas y en tiendas de barrio. En la zona existen problemáticas sociales como delincuencia y drogadicción, debido a la falta de actividades que les permita a los jóvenes y población en general, utilizar el tiempo libre de manera adecuada, al igual que de oportunidades de inclusión social y laboral.


“La paz se construye entre todos y con el acompañamiento de los muchachos hemos aprendido a convivir mejor como vecinos, a proteger la naturaleza y tener mejores hábitos para nuestra salud, así mismo la capacitación recibida nos permitirá tener nuevas posibilidades de empleo para la comunidad” señaló, José Ernesto Caso, presidente de la Junta Comunal barrio Los Ángeles.