Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tolimenses celebran el día del tamal y del San Juan

Tamal tolimense foto: RCN Radio

Más de 65 mil tamales se estarán expendiendo en Ibagué para exaltar la importancia del plato típico que representa la idiosincrasia del pueblo pijao.

Generaciones enteras han crecido disfrutando del particular sabor del tamal que representa a la región y que reúne a toda la familia alrededor de su preparación.

Cinforoso Castro habitante de Ibagué aseguró que en las vísperas del San Juan, su numerosa familia se reúne para hacer tamales y se distribuyen las tareas.

“Llegan los hijos y junto con mi esposa preparamos los tamales para comer el 24 de junio” dijo Castro quien recordó que la unión familiar es lo que más le gusta del mes de junio.

“La leña le da un sabor diferente y eso no se puede perder” sostuvo el orgulloso tolimense, que añadió que los jóvenes deben apropiarse de las tradiciones para que no se pierdan.

Concepción Ramírez quien lleva más de 30 años preparando este singular alimento manifestó que el tamal no lleva arroz y subrayó que “una mala persona no puede hacer tamales porque por más que lo intente, se le dañan al final”.

Y aunque los ingredientes y la preparación parecen fáciles, se requiere de la experiencia y del conocimiento que en regiones como el Tolima, se trasmite de generación en generación.

El olor de la hoja de plátano, el sabor picante de la masa, la combinación del huevo con el pollo, la carne y el tocino además, de la rodaja de zanahoria hacen que este producto gastronómico no solamente sea delicioso sino que se convierta en el símbolo de la raza pijao en cualquier parte del mundo.

Todos los tolimenses que hayan salido del país al sentir el aroma a tamal, regresan en un instante a su región y recuerdan porque haber nacido en esta tierra es un regalo de Dios.

En las calles ibaguereñas el poncho, rabo e gallo y el sombrero de palma real o de pindo se convierten en las prendas obligadas para mostrar el orgullo por las tradiciones tolimenses.

Comerse un tamal es una delicia de la que no se puede privar al paladar, por eso venga al Tolima y disfrute de sus sabores, olores y de las costumbres de la tierra pijao.