Mediante una reunión concertada por los transportadores de buses en Tunja se buscara dar solución a los inconvenientes que han tenido por las jornadas de trabajo extenuantes a los que se ven sometidos, según ellos por el control del GPS que se implementa recientemente y que los hace trabajar más de las 8 horas reglamentarias. La comunidad se queja de la falta de transporte en la noche, pero según el gremio transportador,  trabajar desde las 5 de la mañana hasta las 10 de la noche es una jornada esclavizarte para cualquier ser humano. Andrés Reyes es el  representante del gremio  transportador quien lidera la concertación con los dirigentes  “nos tienen controlados y la verdad trabajar en esas condiciones es inhumano porque se trabajan más horas de las establecidas generando estrés a los conductores que terminan la jornada agotados” aseguró Reyes en dialogo con RCN. La idea es que se genere alguna solución entre las partes y se llegue a un equilibrio donde se beneficie tanto los directivos, transportadores y la comunidad de Tunja.