Frontera entre Colombia y Venezuela / Foto referencial APP

Sigue el drama para los caqueteños que residen en Venezuela y que están siendo expulsados de ese país, hasta el momento han llegado a Florencia tres familias desplazadas. El último caso fue el de un joven de 22 de años, quien junto con su esposa venezolana y su bebé de dos meses, llegaron al departamento en busca de algún tipo de apoyo. “Yo trabajaba como moto taxista en el estado de Amazonas en la ciudad de Puerto de Ayacucho, pero el domingo en un reten de la guardia nacional Bolivariana, me detuvieron, me hicieron caer de la moto y me causaron una herida en la pierna derecha, me trataron mal, de ahí me trasladaron al municipio del Amparo en frontera con Arauca, donde me entregaron a migración Colombia”, relató. Aseguró que “al día siguiente venía mi esposa con mi hija, pero le quitaron la leche y los pañales, la acusaron de traficante, diciéndole que ella los iba a vender en Colombia, nos dejaron sin nada, pero gracias al apoyo de la gente y mi mamá, pude llegar a Florencia, donde espero rehacer mi vida”, indicó. Se espera que en los próximos días, llegue una familia coreguaje que en el año 2000 salió desplazada por la violencia del Araracuara y hoy salen expulsados de Venezuela.