Los municipios de Tello, Colombia y Algeciras decretaron calamidad pública, tras las afectaciones en vías, viviendas y cultivos, como consecuencia de las fuertes lluvias que se han vivido en los últimos días en el departamento. La Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres de Huila confirmó que han sido más de mil familias las que han resultado afectadas en esta segunda temporada de lluvias. Dentro de las mayores afectaciones están los deslizamientos de tierra, destrucción de puentes, socavación de vías y cultivos, y viviendas inundadas. A raíz de estas consecuencias, los alcaldes de Algeciras, Colombia y Tello se vieron obligados a decretar calamidad pública en sus localidades, con el fin de gestionar recursos ante los Gobiernos Departamental y Nacional. “Las emergencias en estos municipios se presentaron en la parte rural especialmente en vías, pérdida de bancada, puentes vehiculares y múltiples deslizamientos, entre otros”, dijo Orlando Garzón, coordinador de proceso de manejo de desastres del Huila. [imagewp:421399] Los deslizamientos de tierra se presentan en diferentes municipios. Foto Bomberos Huila.