Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ubican dos predios pertenecientes al 'zar' del contrabando de textiles en Oicatá, Boyacá

Foto: AFP.


En un operativo conjunto entre el Cti de la Fiscalía y Unidades de la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA, se incautaron bienes de una organización criminal, avaluados en una suma de 6 mil millones de pesos, dineros procedentes del contrabando de textiles en Colombia.

Esta operación se realizó en los municipios de Puerto Colombia, Riohacha, Cajicá y Oicatá.

Los lotes encontrados en Oicatá, Boyacá, pertenecían a Joaquín Bruges Gómez, el hombre señalado de ser el cerebro de la red más grande de contrabando de textiles en el país y quien se entregó a las autoridades el lunes 27 de julio del 2015.

En los distintos municipios de la operación, se hizo la ocupación con fines de extinción de dominio, de viviendas lujosas, lotes de gran extensión, y cinco vehículos.
Iván Lombana, Asesor del Despacho del Fiscal General de la Nación, y coordinador del caso, indicó que “estos bienes se recuperan en un operativo especial en donde incautamos en varias ciudades del país, avaluados en más de 6 mil millones de pesos. Los delincuentes se integraron para defraudar al estado, contrabandeando grandes proporciones de textiles”.
Por su parte, William Valero Torres, Subdirector de la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA, mencionó que “se aplica la extinción de dominio a estos bienes incautados, y como en todos estos procesos, los bienes que son incautados por orden de la Fiscalía, por ley son administrados por el ministerio de hacienda”.

Joaquín Bruges Gómez, era el propietario de la empresa Cititex que hoy está liquidada. El llamado ‘rey’ del contrabando de textiles, logró posicionar a la Comercializadora Internacional Cititex como la segunda importadora de telas más importante del país.

Según la Fiscalía, la empresa importó textiles de diferentes países, mercancía que era producto del contrabando, en la medida en que se falsificaban los documentos y manifiestos de importación, para aparentar un proceso de importación legal.
Entre tanto, Cititex, dejó de pagar alrededor de 7 mil millones de pesos al país, sólo en la importación de textiles.
Con la caída del ‘zar’ del contrabando de textiles, “se frena la competencia desleal frente a la empresas que sí pagaban impuestos. Estas empresas legales tendrán un mejor escenario para la venta y comercialización de sus productos”, indicó Iván Lombana.

Los seis integrantes de la organización dedicada al contrabando, que fueron privados de su libertad, fueron imputados por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir, y están a la espera de la respectiva sentencia condenatoria.