Tras permanecer varios meses pidiendo que le entreguen los medicamentos a su hijo que padece el  síndrome de west, que es una de las epilepsias más difíciles de tratar y una parálisis cerebral, hizo que Tury Karina Trujillo se encadenara en Medimas al denunciar que su hijo está en riesgo por no recibir un adecuado tratamiento. La madre de este menor de 14 años de edad confirmó que esta fue una acción desesperada ante la negativa de la EPS de no entregarle oportunamente los medicamentos para el tratamiento que requiere con urgencia su hijo. Ella junto a su hijo en sillas de ruedas se encadenó al interior de la entidad, al sentir impotencia por no poder comprar los medicamentos y vitaminas de alto costo que requiere su hijo, que desde que nació padece esta enfermedad que se suma a las dificultades de poderse alimentar al tener una gastrectomía. La mujer huilense confirmó que solo espera que las autoridades de salud puedan ayudarle agilizar la entrega de estos medicamentos que son prioritarios para el tratamiento de su hijo.