Desde las 12 de la noche de este lunes se iniciaron los operativos para aplicar el nuevo Código de Policía en Cundinamarca, en los que las autoridades ya han impuesto más de 18 comparendos, que inicialmente son pedagógicos. Precisamente la gobernación y la Policía de Cundinamarca han creado un grupo especial de pedagogía, conformado por más de 3 mil efectivos. "Sin duda vamos a tener varias circunstancias como el consumo de bebidas embriagantes y sustancias psicoactivas en espacios públicos, riñas, lesiones personales, que esperamos se puedan superar con el acompañamiento de este grupo", afirmó el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey. Otra de las cifras preocupantes para el departamento es el número de llamadas broma que han sido realizadas al número de emergencias 123, que asciende a las 22 mil en el mes de enero, conducta que será penalizada con la nueva normativa.