Grandes pérdidas materiales dejó un vendaval que se presentó en el municipio de El Pital al sur del Huila,  donde una vivienda quedó destruida tras la caída de un inmenso árbol. El comité de emergencias confirmó que 40 casas de la zona rural resultaron destechadas por los fuertes vientos y más de 25 árboles se cayeron destruyendo parte de las redes eléctricas de esta población huilense. Los bomberos adelantan el censo en cada uno de los sectores del área urbana y rural del sur del Huila para ofrecer las primeras ayudas a las familias afectadas por esta intensa ola de lluvias. Las autoridades en el Huila reportaron que hasta el momento no se reportan personas heridas, por lo que la vigilancia permanece en estos municipios del sur del territorio huilense porque sigue lloviendo fuertemente.