Adoptar medidas de prevención frente a incendios forestales y desabastecimiento de agua, es el objetivo de un decreto expedido por la alcaldía.

El acto administrativo, ordena a la empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo, activar su plan de contingencia frente al fenómeno del niño e identificar fuentes de captación de agua en caso de sequía.

Igualmente, señala que, “de considerarlo necesario, la empresa debe restringir el suministro de agua; informar a los usuarios acerca del consumo máximo que sea definido por el gobierno nacional y las sanciones en caso de incumplimiento; e imponer las sanciones a que haya lugar por el uso excesivo del líquido”.

El decreto indica que “la Secretaría de Planeación y la E.A.A.A.Z. deben realizar constante vigilancia de las reservas de agua y su uso adecuado, y mantener informado de ello al Consejo Municipal de Gestión del Riesgo”.

En lo relacionado a la salud, señala que “la secretaria del ramo, debe programar lo pertinente ante el posible desarrollo de plagas y enfermedades propias en condiciones de bajas precipitaciones y altas temperaturas e intensificar las medidas de control frente a las enfermedades sobrevinientes en temporada seca, e igualmente, debe coordinar con el Hospital La Samaritana la activación de emergencias hospitalarias y planes de contingencia de los centros de salud, EPSs e IPSs”.