El registrador Nacional del Estado Civil, Juan Carlos Galindo, aseguró que esa entidad garantizará que no se presente ningún inconveniente durante el proceso de votación del plebiscito por la paz que se realizará el domingo 2 de octubre.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario explicó que el ataque que se presentó en la página de internet de la entidad hace parte de los más de 300 mil que se registran diariamente en ese portal.

"Hay plenas garantías para el proceso y la Registraduría cuenta con sistemas para garantizar que los resultados se vayan a conocer de manera rápida y segura", dijo el registrador.

Juan Carlos Galindo precisó que "al detectar esas alertas, nuestro sistema de protección de datos suspendió la aplicación, pero ninguna base de datos de la Registraduría se vio afectada por el ataque".

Sobre los inconvenientes en los que algunos números de cédula aparecían como dados de baja por muerte, el funcionario explicó que esta situación ya fue controlada y que esto no afectará que ningún ciudadano pueda votar este domingo.

"Claro que pueden votar porque la información de las cédulas ya está habilitada en el material electoral y desde anoche mismo, se restableció el servicio", expresó.

En este sentido, el registrador Juan Carlos Galindo señaló que ya se puso en marcha un esquema de seguridad para evitar que estos hackeos vayan a afectar el desarrollo normal de la consulta popular. "Aplicamos un esquema de seguridad y lo que hicimos fue migrar nuestra página a un sistema de más de 150 servidores a nivel mundial y eso garantiza que si se presenta algún ataque, tenemos muchas más opciones para evitar cualquier inconveniente".

El registrador Galindo dijo que aunque no existe una hora concreta para conocer los resultados del plebiscito del próximo domingo, confía en que se conozcan muy rápido. "Va a ser muy rápidamente porque dependemos de los jurados de votación y de la agilidad que ellos tengan y así consolidaremos los resultados muy pronto", manifestó.

Anulación de inscripciones

Juan Carlos Galindo manifestó que pese a que durante las elecciones pasadas se anularon unos 2 millones de inscripciones por presuntos casos de trashumancia, estas personas podrán votar pero en el lugar en el que lo hacían anteriormente.

"En las elecciones pasadas operó el fenómeno de la denuncia por trashumancia y esa vez el Consejo Nacional Electoral, CNE, hizo unos cruces de datos y decidió dejar sin efecto cerca de dos millones de inscripciones", sostuvo.

Añadió que "estas personas a las que les fue anulada su inscripción, tendrán que votar en el puesto inicial de votación".