Cargando contenido

Se han presentado más de cien réplicas tras el temblor del pasado 24 de diciembre, que tuvo epicentro en el Meta.

Sismografo
Ilustrativa

La directora de geoamenazas del Servicio Geológico Colombiano, Marta Lucía Calvache, aseguró que se siguen registrando en las últimas horas diferentes movimientos telúricos mayores de 4 grados en la escala de richter, que están siendo monitoreados para ver los efectos que podrían generar en el país.

En diálogo con RCN Radio, la funcionaria aseguró que este miércoles antes de las 11 de la noche se registró un sismo de magnitud 4.8 grados, que se suma a los registrados esta madrugada de magnitudes mayores.

Le puede interesar: Continúan las réplicas del sismo registrado en Mesetas (Meta)

“Por lo general nosotros estamos reportando todos los sismos mayores de dos grados en la escala de richter, pero la mayoría de los sismos tienen magnitudes pequeñas y esperamos que estos vayan disminuyendo en la relación con el vivido al 24 de diciembre”, subrayó.

Calvache ratificó que los colombianos se han acostumbrado a las casos notificados en distintas regiones del país, donde son constantes porque se presentan a diario, pero eso no quiere decir que el potencial de estos sismos no existan.

“La corteza terrestre donde estamos viviendo, está moviéndose en unos bloques. Esos movimientos no se manifiestan con sismos todos los días, pero se va acumulando a cada instante y cuando las rocas en un determinado sitio se rompen es porque hay mucha energía y no lo pueden resistir más, eso es lo que sentimos como sismos”, explicó.

Audio

(Audio) Martha Calvache del Ideam, sobre réplicas de sismo en Colombia

0:27 5:25

La directora del Ideam señaló que en ocasiones este rompimiento se cumple en áreas más grandes y agregó que "es cuando tenemos un sismo de mayor energía como el del 24 de diciembre”. Dijo que los movimientos sísmicos se están presentando por el límite de la cordillera oriental.

“En ese borde se está rozando y tratan de montarse uno sobre el otro y es cuando las cordilleras se mueven y se montan sobre los llanos orientales y la Amazonía, teniendo una inclinación sobre el departamento del Huila y el Meta. Es por eso que le tocó a esta región estos sismos”, subrayó.

Carvache quien tiene una amplia experiencia profesional en el Ideam, recordó que en estas regiones los sismos que ocasionaron una gran daño ocurrieron en febrero de 1967 y también en 1917, los cuales fueron más grandes que el pasado 24 de diciembre.

“Ocurre un sismo grande cuando hay una fractura que rompe y mueve un plano que es bastante grande por lo que toda la zona se desestabiliza y se inician las réplicas que serían unas telarañas que van creciendo y rompiendo, unas más pequeñas otras grandes, pero uno espera que el número de sismos vayan disminuyendo”, manifestó.

Calvache reconoció que los ciudadanos se ponen muy sensibles cuando se presentan esos movimientos y agregó que es imposible predecir cuando se puedan presentar. “Puede ser muy peligroso, pero debemos tener mucho cuidado con la estructuras que no quedaron muy estables”, subrayó.

Lea ademásFuerte temblor volvió a sacudir buena parte de Colombia

Destacó que es importante que las personas mantengan la calma y no caigan en el pánico cuando se registran dichos movimientos sísmicos. “Nosotros no podemos negar que vivimos en un país que por sus  características en la parte geológica, pues hay una ocurrencia de sismos en Colombia y tenemos una amenaza sísmica, por lo que deberíamos tener a corto plazo unas medidas preventivas en las casas", destacó.

Concluyó que "las construcciones ahora tienen que tener sismo resistencia de acuerdo al comportamiento de los suelos, porque en el país todos son diferentes y no se pueden prevenir”, puntualizó.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido