Según un trabajo del diario venezolano 'Versión Final', Juan Carlos Sánchez, conocido con el alias de 'Lobo Feroz', trabajó como guarda de seguridad en el sector Cumbres de Maracaibo, en donde también encontró hospedaje en una casa de dos pisos con habitaciones en alquiler que quedaba a menos de un kilómetro de un colegio.

Su cuarto tenía afiches de series infantiles, lo que llamó la atención de la arrendataria que, sin embargo, lo consideraba una persona “normal”.

El modus operandi del ‘Lobo Feroz’, señalado de abusar sexualmente de 500 niños


A continuación, el trabajo firmado por la periodista Lismairy Bautista:

“A Sofía Castillo, nombre ficticio, le rodó una lágrima por la mejilla cuando habló sobre la detención, la mañana del 1 de diciembre del año pasado, de Juan Carlos Sánchez Latorre, conocido como el 'Lobo feroz', de 37 años. La mujer, encargada de la residencia donde se alojó por cuatro meses el hombre buscado en Colombia por la violación de al menos 500 niños, aún no da crédito a su prontuario", señala el trabajo periodístico del diario  'Versión Final'.

“No le vi nada raro, me parecía una persona normal”, expresó, al referirse a quien ante ella se presentó como Danilo Gutiérrez con una copia de cédula de identidad venezolana. Sánchez Latorre se refugió en el cuarto 7 de la vivienda ubicada en Cumbres de Maracaibo, avenida principal de la Circunvalación 2, sector Monte Santo 1 de la parroquia Raúl Leoni.

Lo único extraño que recuerda la mujer de unos 50 años es que el 'Lobo feroz' tenía su habitación forrada de afiches de series infantiles, entre los que destacaba uno de los Powers Rangers. Se refiere a él como Danilo, natural de Barranquilla.

Gaula apoyará labores de recolección de evidencia en otros casos de abuso de 'Lobo Feroz'


Además, Castillo asegura que trabajaba de noche como guarda de seguridad en una de las villas cerradas que se encuentran a una cuadra de la residencia. “Sus jefes le pagaron la habitación hasta que él pudo pagarla”, recuerda.

La arrendataria también agregó que el 'Lobo feroz'  no tuvo problemas con alguno de los otros siete inquilinos. De vez en cuando salía a Los Plataneros a buscar comida y de resto se mantenía encerrado arriba. La casa es de dos pisos.

Con astucia, bajo el disfraz de un personaje inofensivo, logró encajar en el sector. Se mostraba como un hombre trabajador. “Eso sí, era reservado en todo lo que hacía”, cuenta la mujer.

-Su captura-

El viernes 1 de diciembre, a las 10:00 de la mañana, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), abordaron a Juan Sánchez en las escaleras del inmueble cuando intentaba regresar a su habitación. En la parte final de la vivienda, dos de los inquilinos, entre ellos un adulto mayor, logró ver la detención.

“Venga a ver lo que está pasando”, gritó preocupado el anciano a la encargada desde el porche. La mujer corrió hacia afuera y alcanzó a ver cuando se lo llevaban detenido.

Cuando los funcionarios lo ingresaban en una de las patrullas, exclamó: “¿Qué le hacen a ese muchacho?”, alguien le respondió: “Este hombre está solicitado por 500 casos de violación a menores de edad en Colombia”.

En ese momento hubo un silencio total en el lugar. Mientras el automóvil se alejaba, el 'Lobo feroz' miraba con ojos exaltados a la señora que le brindó apoyo durante todo ese tiempo. “Aún tengo grabada su expresión”.

-Más detalles-

Tras la aprehensión, Castillo no quiso meterse en el dormitorio de Sánchez Latorre por temor a encontrar algo que la estremeciera.

Recordó que, en uno de los encuentros, Juan Carlos le entregó 10 fotografías e imágenes, entre ellas, una de su título de bachiller, otra de una niña con traje de comunión, una de un bebé de rasgos nórdicos y la de él con su supuesta progenitora.

Los sabuesos del Cicpc regresaron para llevarse como evidencia todo lo que se encontraba en el interior del espacio donde dormía el peligroso violador.

Así mismo, trascendió que el 'Lobo Feroz' mantuvo una relación sentimental con una joven de Maracaibo. “A mí me pareció que ella tenía problemas mentales. Su padre se negaba por completo a la relación. Hacía cosas para mantenerlos alejados”, cuenta una persona allegada. Se desconocen las razones del rechazo.

Vecinos y dueños de empresas cerca del lugar, donde estuvo residenciado el violador, se mostraron impresionados ante lo que se mencionaba de él. “Aquí nunca llegó a traer a un niño”, resaltó la señora Castillo.

Directivos del preescolar C.E.I. Pasitos del Saber, ubicado a unos 600 metros donde vivía el pedófilo, se alarmaron al enterarse de la situación, debido al posible peligro que corrían los pequeños en la comunidad.

“En esta institución se encuentran matriculados aproximadamente 40 niños entre 1 a 3 años, en un horario de 7:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. No sabíamos lo de ese señor”, relatan los docentes.