Cargando contenido

En un audio, el coordinador jurídico de la Policía Nacional admitió que impartir esos comparendos generó mala imagen a la institución.

Ciudadano comprando una empanada en Bogotá
Ciudadano comprando una empanada en Bogotá. Imagen de referencia.
Foto de Colprensa

El Coordinador jurídico de la Policía Nacional, capitán Juan David Palacio, envió una directriz a todos los miembros de la institución frente a las recientes multas impartidas a ciudadanos que se encontraban consumiendo embutidos comprados en la calle.  

En un audio enviado a varias estaciones, el oficial dice: "No va a pasar ningún examen constitucional frente a un juez de la República que pongamos nosotros en vilo la actuación de la Policía para perseguir personas que están consumiendo empanadas o embutidos en la calle". 

Y añade: "La prioridad en términos de espacio público es la recuperación coordinada y concertada con la alcaldía de la respectiva jurisdicción". 

Le puede interesar: "Si da amarillo aceitoso es positivo para empanada": teniente de la Policía de Bogotá

"Creo que hay problemas mayores de convivencia como para que la Policía Nacional despliegue esfuerzos que, entre otras, lo único que ha generado eso es una mala imagen para la Policía"., explicó finalmente el uniformado.  

En contexto: Por comprar empanada en la calle deberá pagar multa de $800.000

Audio

0:27 5:25

El episodio de esta polémica empezó cuando el pasado 14 de febrero le impusieron una multa a Stiven Claros por consumir una empanada en la calle, en un pequeño puesto callejero ubicado  en el sector de La Castellana, en Bogotá. 

En su momento, los uniformados que sancionaron a este joven afirmaron que antes de imponer la multa le habían pedido al joven que se abstuviera de comprar empanadas en ese puesto ambulante, ya que se encontraban haciendo un operativo para recuperar el espacio público de esta zona.  

Lea también: El Sitp provisional ya no empezará a desmontarse en septiembre

Sin embargo, Claros afirmó que en ningún momento recibió ningún tipo de advertencia por parte de los uniformados. De hecho, pidió a las autoridades revisar el video que hicieron los uniformados al momento de hacer la multa, ya que, según él, en la grabación se evidenciaba realmente lo que había sucedido. 

La polémica en el país no ha logrado zanjarse y se sigue en la intensa búsqueda legal para acabar con esta discusión. Desde varios sectores políticos se ha prometido corregir el Código de Policía frente al polémico artículo que, al parecer, ha sido malinterpretado por los uniformados.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido