Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Rock y poesía en el entierro de “El Diablo” en Pereira

Sin ningún tipo de ritual y en medio de presentaciones de bandas regionales de heavy metal, ayer fue enterrado en un cementerio de Pereira el poeta y escritor, Héctor Escobar Gutiérrez.

Este personaje, que falleció este fin de semana a los 74 años de edad, era conocido a nivel internacional por venerar al diablo y por ser el fundador del Santuario Tántrico de Suramérica, doctrina que lo llevó a ser proclamado como Papa Negro del satanismo en el mundo.

El exnotario cuarto de Pereira, Alfonso Gutiérrez Millán, quien estuvo presente en el entierro de su amigo, destacó que el rock y la poesía se tomaron el cementerio en la despedida de Escobar.

Muchas de las letras de los sonetos del popular “Diablo”, como era conocido en el medio pereirano, fueron adoptadas por grupos metaleros de diferentes países del mundo, pues, paradójicamente y según Gutiérrez Millán, sus obras fueron apreciadas más a nivel internacional que local.

Aunque para el mundo de las letras el fallecimiento de Escobar se convierte en una pérdida irreparable por la calidad de sus sonetos clásicos, para los seguidores en Risaralda de sus obras el tema del satanismo era 80 por ciento fama y 20 por ciento realidad.