Foto RCN Radio Cúcuta

A través de un proyecto piloto liderado por Tika cooperación de Turquía, Cancillería de Colombia y Cámara de comercio de Cúcuta, se busca la creación de microempresas en confección  para colombianos deportados y venezolanos establecidos en la ciudad. Mehme Ozkan Director de la Agencia de Cooperación Turka (Tika)  dijo a RCN “es un proyecto piloto que busca mejorar la calidad de vida, en especial  de  las personas que llegaron en el 2015 por el cierre de frontera, quienes trabajarán en forma conjunta en un solo lugar, después de recibir capacitación en confecciones”. Adriana Rodríguez una de las  mujeres colombianas deportadas dijo a RCN “desde hace dos años estamos luchando para iniciar de nuevo en materia económica, todo lo dejé en Venezuela,  ahora gracias a cancillería que nos brindó ayuda, al igual que la cámara de comercio y Tika volvemos a renacer”. En el barrio la Libertad se entregó el taller de confección en donde trabajarán realizando distintos diseños de confección y esperan antes de finalizar el mes el lanzamiento de su línea, aprovechando la temporada de fin de año.