Cargando contenido

Impunidad y abandono del Estado, enfrentan las comunidades campesinas del Catatumbo.

Sobrevivientes de la masacre de La Gabarra
Foto de Archivo

Al cumplirse hoy 20 años del asesinato de más de 60 personas, en el corregimiento de La Gabarra, zona rural del municipio de Tibú, la comunidad campesina del Catatumbo afirma  que siguen en la impunidad y en el olvido, por parte del Estado.

La Comisión de la Verdad y las víctimas de la violencia, buscan conocer lo que realmente sucedió, las causas, los responsables y quienes se beneficiaron de la masacre, así como del gran número de familias desplazadas que se vieron obligadas a abandonar sus tierras.

Oscar Rincón, representante de las víctimas de la violencia dijo a RCN Radio que “después de 20 años de acciones violentas constantes por paramilitares, falta una pieza fundamental de este rompecabezas doloroso y creo que nunca se conocerá la verdad, si sigue la falta de imparcialidad por parte de las mismas autoridades”.

Le puede interesar: Por primera vez, frente a frente, dos protagonistas del conflicto en Norte de Santander

Según Rincón, es importante fortalecer a las familias de las víctimas, que aprendan a sobrevivir con el dolor por la muerte y desaparición de sus seres queridos, ya que cada día enfrentan nuevas amenazas de grupos armados.

El comisionado de la Verdad, Saúl Franco dijo a RCN Radio que es lamentable reunirse para conmemora la masacre de La Gabarra, pero esta etapa de la historia se debe dar a conocer. 

Indicó que se busca que la región y el país entiendan la gravedad del conflicto armado, el por qué y el para qué, ya que siguen pasando hechos violentos.

“La Comisión de la Verdad no ha partido de cero, hay que reconocer que muchos de los responsables han contado lo que pasó, por eso tenemos acceso a los archivos del Estado, de la Fiscalía, Policía y Ejército, nadie nos puede negar los documentos, que nos permita llegar a la verdad, hay sentencias a grupos guerrilleros y paramilitares”, dijo Franco.

Aunque considera que el problema de la impunidad es muy grave en el país, en estos casos se han aclarado muchas cosas. Hay personas que ya que están pagando cárcel, tanto de autoridades como paramilitares, pero falta conocer el porqué de lo sucedido y quiénes financiaban al gran número de hombres que permanecieron durante varios meses en la zona del Catatumbo.

Le Puede Interesar: Gremios hacen su balance tras cuatro años del cierre de la frontera

Uno de los factores que no permite aclarar lo sucedido, es el miedo de la misma población que sigue en incertidumbre. “No estamos en una cacería de brujas, estamos en contra de la mentira y el olvido, por eso es importante conocer la voz de las víctimas”, dijo el representante de la Comisión de la Verdad para el oriente colombiano.

RCN Radio dialogó con uno de los sobrevivientes de la masacre de La Gabarra: se trata de José Elías Tuta, quien trabajaba desde el año de 1.996 como pescador, en la zona del Catatumbo.

La noche del 21 de agosto, acababa de salir del culto de la iglesia pentecostal. Tenía media hora de haber llegado a mi casa, cuando escuché tres disparos de pistola. Luego de cinco minutos, se registró una balacera que duró aproximadamente 30 minutos. Varias ráfagas de fusil, yo lo que hice fue esconderme debajo de la cama junto con mi familia”, relató.

Así mismo, dijo que esa noche el Ejército se ubicó a las orillas del río y desde allá enviaba bengalas amarillas y rosadas, pero nunca apareció un soldado.

“Mientras que al día siguiente, es decir el 23 de agosto, en horas de la mañana, cuando salió la gente a mirar los muertos, en un sector inicialmente habían siete personas asesinadas, en otro lado otros diez muertos, es decir, por todas las calles de La Gabarra, por todos lados se encontraban personas asesinadas, solamente a las 10 a.m. llegaron los militares a recoger los cadáveres, contó.

Después del 22 de agosto se incrementaron las muertes selectivas. Iban con lista en manos a las viviendas, de donde sacaban a hombres y mujeres para asesinarlos. Muchos de los cuerpos fueron lanzados al río, otros decapitados y desmembrados, lo que impidió conocer la cifra exacta del número de personas asesinadas.

Para este 21 de agosto, las víctimas del conflicto armado del Catatumbo participarán de una Caminata por la Memoria y la no Repetición, quienes exigen verdad y justicia para las comunidades campesinas.

La primera estación recordará la masacre carbonera. El segundo recorrido, en Puerto Madero, rendirán un homenaje a quienes fueron asesinados en Tibú. Posteriormente se trasladarán al corregimiento de La Gabarra, en donde se registraron homicidios y desapariciones, y culminará en el sector de la Pista. Allí recordarán la memoria de las víctimas de otra masacre, registrada en la zona del Catatumbo.

Aunque varios campesinos coinciden en señalar que cada día asesinaban a raspachines de coca de las distintas fincas, las víctimas eran de la guerrilla de las Farc, pero también de los paramilitares, es decir, estos dos grupos fueron responsables de estas muertes selectivas.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido