Cargando contenido

Los jóvenes fueron convocados a través de redes sociales, en su mayoría provenientes de Bucaramanga.

Los cálculos hablan de por lo menos 300 jóvenes enfrascados en riñas.
Foto: RCN Radio.

Un escándalo que incluyó riñas con arma blanca y hasta con armas de fuego fue el que se vivió en el sector Quinta Granada de Piedecuesta, Santander.

La comisaria de Familia, Leticia Tirado, afirmó que se trataba de una chiquiteca que fue convocada a través de redes sociales, en donde la mayoría de los asistentes provenían de Bucaramanga y otras localidades.

La funcionaria indicó que según su cálculo podía haber unos mil jóvenes quienes estaban armados y agrediéndose entre sí, incluso hubo agresión a los policías que llegaron a atender la situación.

Lea además: Alerta roja en seis ríos de Santander por posibles desbordamientos

“Esto parecía de película cuando llegamos, nosotros corriendo dentro de los jóvenes quienes se insultaban entre sí”, agregó.

La Comisaria sostuvo que los jóvenes estaban en un baile en medio de un desorden dentro de un conjunto residencial donde el salón social tiene capacidad para 50 personas y en su interior había unos 300 jóvenes y afuera una cifra similar.

“Llamamos a la administradora para saber qué estaba pasando, pero no obtuvimos respuesta”, afirmó.

Por estas riñas, los negocios de la zona tuvieron que cerrar puertas para evitar que se presentaran agresiones, “luego de media hora la situación fue controlada”.

Lea tambiénLluvias dejan 22 vías afectadas en Santander

Tirado hizo el llamado a los administradores de estos conjuntos, de modo que se apliquen correctivos y se eviten este tipo de situaciones.

Uno de los padres de familia indicó que la entrada al sitio fue cobrada a ocho mil pesos, en donde algunos de los jóvenes estaban con droga alucinógena y alcohol.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido