En alerta amarilla continúa Bucaramanga por las fuertes lluvias que han caído en la ciudad y que han generado que ríos como el de Oro se haya desbordado y hubiera afectado a varias viviendas. Por eso y ante la posibilidad de un nuevo desbordamiento, las autoridades dieron previo aviso a 70 familias que viven en las riberas del río para que estén listas para abandonar sus casas en caso de una emergencia mayor, aseguró Luis Ernesto Martínez, coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo Municipal. Son cerca de 150 familias uniendo los barrios aledaños al río de Oro en Bucaramanga y Girón las que están en riesgo de inundación por el desbordamiento de la fuente hídrica que cuenta con una alarma que sonará una vez éste llegue a su máximo nivel.