Foto cortesía Diario la Opinión

[imagewp:312412] Foto cortesía Diario la Opinión

El sector arrocero de la frontera de Colombia, es uno de los más beneficiados con el desabastecimiento del cereal en Venezuela y el cierre vehicular que se registra desde el 2015, por los puentes internacionales que unen a ambas naciones.

El Gerente de Coagronorte Cooperativa Agropecuaria Norte de Santander   Guillermo Alexander Infante  confirmó que del 2010 al 2015 vendían entre 250 mil y 300 mil kilos de arroz en un mes, mientras que en el último año en el 2016 las ventas se incrementaron a  1.000.000 de kilos. Las ventas se triplicaron en los últimos meses a los venezolanos, aunque el mercado se había fortalecido a la Costa Atlántica, Antioquia, Santander y Norte de Santander. “Igualmente se incrementó la mano de obra, de 75 trabajadores que se tenía en el pasado, en la actualidad se cuenta con 115 personas”, dijo a RCN el señor Infante. Según el señor Infante el sector arrocero se convirtió más competitivo, al ampliar sus almacenes, acrecentar el molino, la compra de maquinaria de última tecnología de Italia y Brasil, la adquisición de químicos colombianos y el fortalecimiento de las ventas al mercado colombiano.