Atendiendo la solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el juez noveno de control de garantías impuso la medida de aseguramiento en centro carcelario al exalcalde de Bucaramanga Luis Francisco Bohórquez y al contratista Leonardo Luna Escalante por el escándalo de corrupción 'Manantial de Amor'.

El ente acusador les imputó cargos por celebración de contrato sin cumplimientos de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación.

Así mismo, el Juez le impuso medida de aseguramiento domiciliaria a Gloria Azucena Duran, funcionaria de la Alcaldía y a Clemente León Olaya, exsecretario de Infraestructura de Bucaramanga por los delitos de celebración de contrato sin el lleno de requisitos legales.

Según las investigaciones, cerca de $15 mil millones de pesos se habían desviado de la administración municipal en el gobierno de Luis Francisco Bohórquez para favorecer a contratistas y feligreses de la Iglesia Cristiana Manantial de Amor.