Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Rafael Hernández Peña
Rafael Hernández Peña
Foto de Policía Nacional

Durante 12 años, Rafael Angel Fernández Peña abusó sexualmente de sus dos hijas en zona rural del municipio de Pamplonita en Norte de Santander.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, dijo que en el marco de la estrategia en contra de los delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes, la Unidad de Investigación Criminal de la Seccional de Protección y Servicios Especializados en un trabajo coordinado con la Fiscalía General de la Nación, realizaron la captura, por orden judicial, de Rafael Ángel Fernández Peña por los delitos de Acceso carnal violento con menor de acceso carnal violento con menor de 14 años de edad, con circunstancias de agravación punitiva.

Le puede interesar: Autoridades verifican posible instalación de explosivos en la vía Cúcuta-Puerto Santander

Según las autoridades, en plena vía pública capturaron a Rafael Fernández de 52 años de edad, natural de Pamplonita, quien se encontraba solicitado por el Juzgado Promiscuo Municipal con Funciones de Control de Garantías del municipio de Pamplonita por hechos registrados en la vereda Alto Santa Lucía del mismo municipio donde es oriundo. 

Rafael Fernández, quien es el padre biológico de las víctimas, inició los abusos sexuales con su hija mayor, desde que tenía 12 años de edad. Cada vez que quería, aprovechaba su posición cómo máxima autoridad de la familia, llevándola a sitios aislados de la vivienda, en zona rural para cometer este atroz delito, así mismo la amenazaba de muerte si llegaba a contar los constantes abusos.

Lea además: Menor encontrada en casa de 'Otoniel' era abusada sexualmente por el capo

"Estos abusos duraron  aproximadamente 12 años, hasta que la víctima cumplió 17 años de edad, quedando en estado de gestación, por parte de su propio padre, y después de maltrato físico y sicológico decidió denunciarlo ante las autoridades", dijo el coronel Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander.

Tan pronto se inician las actividades propias de investigación por parte de los uniformados,  se obtiene como resultado que la hermana menor de 13 años de edad, también venía siendo víctima de actos sexuales violentos por parte de su progenitor, quien de la misma manera se marcha de su casa por temor a represalias, violencia intrafamiliar y abusos por parte de su padre.  

El capturado fue dejado a disposición de la Fiscalía General de la Nación y en audiencias concentradas un juez de Control de Garantías dictó medida de aseguramiento en centro carcelario. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.