Un plazo de seis meses tendrá el Área Metropolitana de Bucaramanga para unir en su totalidad las rutas del Sistema de Transporte Masivo Metrolínea con las de los buses convencionales. La determinación se ordenó a través de un acuerdo metropolitano y busca ofrecer mayores recorridos a los ciudadanos.

Según el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, se tendrá que establecer cuál será a tarifa que pagarán los usuarios por transportarse con un solo pasaje por varios puntos del área metropolitana.

"Esa es una integración que debió hacerse hace años, lo que hicimos fue bajar de $2.100 a $1.050 el costo del pasaje beneficiando a aquellos que tenían que pagar dos pasajes o más". 

Para Héctor Mantilla, alcalde de Floridablanca, la integración de rutas complementará el servicio para los usuarios y permitirá que los ciudadanos tengan mayor acceso a los alimentadores sin necesidad de esperarlos por horas.

"Esto funcionará básicamente como funciona en Bogotá, las rutas metropolitanas que son operadas por las empresas privadas van a entrar a integrar a Metrolínea, es decir complementamos el transporte colectivo con el del Sistema". 

El proyecto de acuerdo fue pactado por la junta directiva del AMB y los alcaldes del Área Metropolitana. Las rutas empezarán a unificarse y en un plazo de 6 meses, todo el parque automotor de las empresas privadas pasarán a reforzar el transporte de Metrolínea.