Un menor de 17 años que había sido obligado a pertenecer al Epl en el año 2.013, decidió fugarse y presentarse al puesto de Policía del municipio de Tibú. El coronel George Quintero comandante de la Policía de Norte de Santander dijo a RCN que el menor había sido obligado a pertenecer a las filas de este grupo armado, de lo contrario su familia sería víctima de atentados. “Debido al maltrato físico y psicológico que recibía este menor, por parte del Epl decide fugarse, hay que señalar que estamos  distribuyendo  panfletos, en donde invitamos a los jóvenes que pertenecen a grupos armados a desmovilizarse”, dijo a RCN el coronel Quintero. Así mismo, expresó  que el adolescente entregó varios elementos que son materia de investigación, un radio de comunicaciones, un brazalete con las insignias del Epl y varios cartuchos calibre nueve milímetros. En lo que ha transcurrido del presente año, es el segundo caso que se registra, en donde dos menores huyen de sus captores después de ser obligados a pertenecer a sus filas.